Normalmente, cuando se dispara con flash, la sincronizacion del flash se produce mediante un contacto directo con la cámara. Puede ser con un flash integrado (todas las cámaras compactas y casi todas las réflex cuentan con este tipo de flash), sincronización mediante contacto en caliente o de zapata o, también, con un cable sincro que se conecta al correspondiente conector lateral de algunas réflex.

Sincronizacion del Flash según la orden del obturador

En todos estos casos, el disparo del obturador ordena también el impulso que dispara el flash. Las dificultades aparecen cuando se quiere disparar un flash que esta situado lejos de la cámara. Existen varias soluciones para sortear ese problema.

  • Célula fotoeléctrica

Se trata de un aparato de pequeñas dimensiones que mediante un cable, se conecta a un flash al que ordena dispararse después de recibir la luz de la sincronizacion del flash principal (el de la cámara o de un flash conectado a la cámara). Dado que la emisión del flash es rapidísima, antes de que el obturador vuelva a cerrarse ya se han disparado ambos flashes: el primero con la cámara, mientras que el segundo lo hace mientras que la célula fotoeléctrica recibe la luz del primero.

Sincronizacion del Flash

Las células fotoeléctricas son baratas y muy fiables. Si una escena se va a iluminar con más de dos flashes, cada uno de ellos deberá contar con su célula fotoeléctrica.

  • Mandos a distancia

Más avanzados, y también más caros que las células fotoeléctricas, los mandos a distancia permiten la sincronizacion del flash externos a través de frecuencias de radio.

Están formados por dos elementos: un transmisor, que se fija en la cámara en el lugar del flash (en la zapata o a través de la toma de sincronizacion del flash) y los receptores, uno por cada punto de luz que se quiera controlar. Las ventajas son muchas: se puede trabajar a mayor distancia de la cámara y no hace falta disparar el flash principal, que puede resultar molesto. Cuando se dispara, el impulso del flash ordena el envió de la frecuencia de radio, que dispara los otros  flashes. Otra ventaja es la posibilidad de usar distintos canales, ya que a veces en la escena puede ser útil dispara solo algunos punto de luz y dejar otros apagados.

  • Open flash

La tercera solución es el open flash o flash abierto, aplicable únicamente en condiciones de poca luz ambiental. Se dispara el obturador con un tiempo largo (de varios segundos) y luego se dispara la sincronizacion del  flash pulsando el botón de prueba (o pilot) que incorporan todos los flashes. Para conseguir buenos resultados hay que trabajar en completa oscuridad, porque con un tiempo tan largo se corre el riesgo de tener una exposición afectada no solo por el flash sino también por la luz ambiental.

Puede dejar sus comentarios en la parte inferior a este artículo; con la intención de que compartamos entre todos los hackingnautas, las inquietudes que eventualmente se puedan producir.

Un hacking saludo…