Una de las principales ventajas que ofrecen las cámaras digitales es que permiten ver inmediatamente las imágenes fotografías en las pantallas LCD, que gracias a que cada vez son de un mayor tamaño ofrecen un control realmente excepcional de la imagen captada. Al instante, se puede comprobar si la fotografía está bien expuesta, si la persona retratada ha quedado como esperábamos, si el encuadre es el que estábamos buscando… En definitiva, si la toma es buena o hay que repetirla.

Pero en exteriores, donde hay mucha luz y los rayos de sol pueden incidir directamente en la pantalla, las imágenes no se ven nítidas. La luminosidad de las pantallas LCD, entre otras cosas para evitar un excesivo consumo de baterías no es demasiado elevada y, por lo tanto, la mayor luminosidad externa hace que sea muy difícil ver con claridad la imagen. La solución más sencilla en ese caso es proteger la pantalla. Pero esto tampoco es siempre posible.

Pantallas LCD: Soluciones ingeniosas

Pantallas LCDOtra opción a nuestro alcance es utilizar algún tipo de accesorio, que se puede encontrar en tiendas especializadas o en páginas web que vendan material fotográfico, que permita proteger el display de la luz exterior. Los modelos más habituales son lo que se montan sobre la propia pantalla de la cámara fotográfica y que cuentan con unas aletas con muelles que se abren y se cierran con relativa facilidad. El inconveniente de este tipo de accesorios es que obligan a abrirlo y cerrarlos repetidamente si necesitas comprobar la calidad de la imagen después de cada disparo.

Este tipo de protectores, además de permitir ver la imagen en las pantallas LCD aun en situaciones de luz muy intensa, evitar, cuando están cerrados que el display pueda rayarse de manera involuntaria.

Otra posibilidad es no preocuparse demasiado por ver correctamente la imagen en las pantallas LCD y optar por la visualización en modo histograma. Obviamente, si te decides por esta opción no podrás valorar los detalles de la toma (el enfoque, si has fotografiado una mueca o una sonrisa…), pero te permitirá saber con una gran precisión, incluso superior a la visión de la imagen en condiciones ideales en el display de LCD, si la exposición es correcta. Aprender a valorar las fotografías con el histograma es un habito importante para entender, de verdad, lo que estas fotografiando.

Les recordamos que pueden dejar sus comentarios y consultas en la parte inferior a este artículo, y con mucho gusto les colaboraremos en caso de que necesiten algún tipo de ayuda.

Un hacking saludo…