Un bote de mermelada vació, un vaso de cristal, el ultimo vaso de una vieja cristalería que ya no utilizas… pueden transformarse en marcos originales. Solo necesitas una impresión que tenga las dimensiones adecuadas: la altura tiene que ser ligeramente menor que la del bote, y la anchura algo superior a la circunferencia del mismo. Utiliza un metro de costurera para garantizar que las dimensiones son correctas.

Marcos originales, creativos y personalizados

Marcos originalesSi hace falta, recorta la foto. Para ayudarte puedes marcar, con ayuda de una regla, las líneas que delimitan los bordes de la imagen. Si hace falta utiliza un cúter para conseguir un corte más preciso. Ahora ya puedes introducir la fotografía dentro del bote y así conseguir marcos originales. Si has decidido utilizar una botella, será suficiente con enrollar un poco mas la fotografía (para que pase el cuello de la botella y una vez dentro se desenrolle).

Asegúrate de que las dimensiones de la impresión son las correctas antes de introducirla en la botella, porque una vez en su interior resultara casi imposible recuperarla. Para sacar la fotografía sin romper la botella, llénala de agua y deja que la impresión pierda su rigidez. Ahora podrás sacar la foto con ayuda de unas pinzas.

Existen muchos tipos de botellones que ayudaran a crear un marco de foto muy creativo, a como un detalle especial y único pero sobre todo muy original: 

marcos originales

Puedes utilizar tus nuevos marcos originales botes para lápices. Si, en cambio, prefieres utilizar esos botes solo como marcos originales, introduce la imagen al revés; podrás apoyar el bote sobre el escritorio sin preocuparte de que le entre polvo.

Puede dejar sus comentarios en la parte inferior a este artículo; con la intención de que compartamos entre todos los hackingnautas, las inquietudes que eventualmente se puedan producir.

Un hacking saludo…