En muchas situaciones, especialmente en exteriores, el contraluz se convierte en un problema técnico que hay que afrontar y resolver. Normalmente, la solución más sencilla y también la más recomendable es la de cambiar de ubicación, y colocar la luz (normalmente la que llega del sol) a la espalda del fotógrafo. Otras posibilidades son fotografiar al atardecer o utilizando distintas técnicas al exponer y al disparar. Pero en otras ocasiones, como ocurre siempre que estamos en un estudio fotográfico, el contraluz más extremo puede dar como resultado una escena muy atractiva.

Contraluz en nuestro retrato

A menudo la fuerza de un retrato hay que buscarla precisamente en esa decisión del fotógrafo de centrar la atención en un detalle. Una fuente de luz colocada justo detrás de la cabeza de la modelo permite conseguir resultados excepcionales hay que prestar atención básicamente a algunos factores:

  • ContraluzExposición contraluz: Se debe trabajar en manual y exponer para conseguir una correcta reproducción de las distintas tonalidades del rostro. La exposición automática llevaría inevitablemente a una subexposicion de la cara, porque la diferencia entre la luz que esta reflejara y la que se dirige hacia el pelo podría ser de hasta 2 o 3 diafragmas. Para estar completamente seguro, colócate cerca del rostro, mide el valor a esa distancia y luego utiliza esos valores para disparar.
  • Haz que casi toda la luz esta tapada por el sujeto: si queda demasiada luz parasita es muy posible que acabe incidiendo en la lente frontal del objetivo, lo que dará como resultado una imagen sin nitidez.
  • Realiza varias tomas: Aunque hayas previsto todos los detalles, si estas fotografiado a una persona cualquier pequeño movimiento que haga podría hacer que se filtra la luz y echara a perder la toma.

Puede dejar sus comentarios en la parte inferior a este artículo; con la intención de que compartamos entre todos los hackingnautas, las inquietudes que eventualmente se puedan producir.

Un hacking saludo…